sábado, 18 de julio de 2009

¿Y AHORA QUÉ HAGO? por VÍCTOR GARCÍA



Me apuntó con el revólver y me dijo:
-¡Flaco, dame todo!
Miré alrededor y no había nadie, encima, la luz de la calle estaba mal y alumbraba poco. Después me di cuenta, que ese, era el lugar perfecto para un asalto y yo, a las doce de la noche pasé por ahí, ¡solo!
Se me vinieron mil ideas a la cabeza:
Le doy un trompadón y lo duermo.
Le agarro el revolver, lo sacudo contra la pared y le meto un mata conejo en el cuello.
¡No, ya sé que hacer! Mejor le hablo y le digo que estoy sin trabajo y lo único que tengo es para comprarle un remedio a mi vieja.
A ver, mejor le aplico un poco de psicología, lo dejo hablar y que me cuente sus cosas, por qué se dedica a robar, si no tiene miedo a que las cosas le salgan mal y termine preso, con lo lindo que es andar libre.
Pensándolo bien, es medio bajito, flacucho, un poco narigón, tiene cara de no comer seguido, esa remera le queda regrande y ni que hablar del pantalón, para que no se le caiga lo tuvo que atar con una soguita.
¡Ma sí! le doy un empujón y listo, cuando se cae le pateo el revolver y chau, a otra cosa mariposa.
¿Y si le manoteo el arma y lo llevo caminando hasta la comisaría? Bueno, la idea no es mala… pero si en el forcejeo se le escapa un tiro y lo mato ¡no, mejor, no!
¡Ah! ¿Cómo no se me ocurrió antes? ¡Ya está! Meto la mano en el bolsillo derecho, donde tengo diez pesos, se los doy, y le digo que no tengo más y se va.
… ¡Puta, qué frío que hace! Las doce y pico y acá solo, desnudo, no pasa un taxi ni en pedo, ni el celular me dejó.
¿Y ahora, qué hago?

Víctor García



5 comentarios:

daniel eduardo dijo...

¡jajaja! tus relatos de acción son desopilantes y muy humorísticos!

Torment@ dijo...

volvi a reirme con este relato, muy bueno, lo disfruté. besos

Patricia Torres dijo...

Está buenísimo, sin dudas, pero creo que Kinoto y Chicharrón son merecedores de todos los laureles.

daniel eduardo dijo...

...¡quinoto y chicharrón tienen que andar pronto por acá!

Anónimo dijo...

jajaja muy bueno y con tintes verídicos...jajaj
lucas