domingo, 14 de junio de 2009

VISITA A LA ESCUELA ESPECIAL Nro.2050- Teresa de Calcuta-

































El jueves 11 de junio fuimos invitados por los directivos de la Escuela Especial Nro.2050 Teresa de Calcuta (Pcias Unidas y Fraga) a participar de una lectura para el Taller del Cuento.
Arribamos a las 14hs. Eran de la partida: Marta Lastra, Alejandra Rios, Cecilia Jacobo, Mabel Díaz, Marcela Proto, Patricia Torres, nuestro Profesor y coordinador del Taller: Fabricio Simeoni y quien esta narrando este evento.
Luego de algunas palabras dedicadas a explicar como funciona nuestro taller por parte de Fabri, se dialogo con las maestras y sus alumnos, contándonos como llevan a cabo la tarea en el taller del cuento que funciona en dicha escuela.
Compartimos con ellos una serie de cuentos preparados para la ocasion, leidos por Marcela, Marta, y Patricia, quien a su vez introdujo un personaje anónimo (un perro de peluche) que además de ser el protagonista del cuento, se quedó con ellos para ser la mascota del taller, teniendo los chicos a su cargo la elección del nombre.
Uno de los niños nos narró un cuento y regalaron al taller una carpeta conteniendo dibujos que habian trabajado desde el aréa de plástica, ilustrando el mismo.
Además Fabri recibio como obsequio personal un afiche que fué confeccionado por los chicos con trozos de recortes de cuentos.
Terminada la lectura, compartimos con todos ellos una rica merienda.
Queremos destacar la amabilidad, cortesía y buena predisposicion de todo el personal del colegio, asi como del cariño que nos brindaron los niños en todo momento.
Una vez más como en otras ocasiones en que el taller participo de lecturas en los colegios, valoramos el trabajo que hacen las maestras para introducir a los niños al mágico mundo literario.
Felicitaciones a la Sra. Directora y a todo el personal.

3 comentarios:

Patricia Torres dijo...

Experiencia gloriosa. Del contacto con los niños uno siempre aprende. Sobre todo, se recuerda que a pesar de la adultez, hay cosas que no se pierden, como la capacidad de asombro, la inocencia que guardamos y que surge al poder disfrutar con ellos, creyendo que no crecimos tanto, sintiendo que una sonrisa nos puede transportar al paraiso.

menta producciones dijo...

Una experiencia gratificante plagada de amor afecto dignidad gracias por acompañarnos fue un verdadero placer ojalá se repita

TORMENT@171 dijo...

hermosa experiencia, el contacto con los niños es único, no tiene comparaciones, su cariño,su espontaneidad, su gratitud.
lo he disfrutado.