martes, 16 de junio de 2009

CRECIDO por NORMA SALINAS




Crecido río que viaja,
alforja de peregrino.
Espejo que a la deriva
lleva el cielo en su camino.

Tu voz, agua que es promesa
baña esperanzas curtidas
juncos y camalotales
susurran en las orillas.

Acompañando, los pájaros
besan las tardes dormidas,
meciéndose en el follaje
cuajando su trino en risa.

confiado silva el isleño
su serenata a la vida
dando gracias por el pan,
cosecha y pesca del día.

No anhela poder alguno,
sus metas son bien sencillas.
Que no nos falte el trabajo
Y la paz nos de alegría.



Norma Salinas

1 comentario:

TORMENT@171 dijo...

el río cuanto inspira, su gente, su todo, hermoso poema, muy buenas descripciones, me gusto, lo he disfrutado. besos