lunes, 6 de julio de 2009

HEMOPOEMA de DANIEL E. GRECO


Mi sangre, la sangre pesada
Mi sangre, la sangre elogiada

Mi sangre –escribo en la almohada-
Es la sangre de la masticación pausada
Y que no asciende su rosado a los pómulos
Por su misma opacidad indoblegada
Es sangre oh sangre negruzca
Que emerge de venas tironeadas
Es sangre de sangre enredada
En cauce de terrón coagulada
La sangre que al verse caldeada
Asciende en humillo entintado
Manchando los muebles de casa
Sangre que golpea el papel
Y al desembozarse escapa
Sangre adensada en el sueño
Y en su imagen, metamorfoseada.

Daniel E. Greco

4 comentarios:

Patricia Torres dijo...

Sos un genio ¿cuántas veces te lo voy adecir?

Ale. dijo...

Noo que se la cree. ¡felicitaciones señor de Greco.

Torment@ dijo...

ya sabes lo que pienso de vos, aunque no esta demás decirlo: loco lindo y genioooooo!!
adelante con los imnsomios, asi volve a escribir locuras. besos

daniel eduardo dijo...

¡¡muchas gracias por los comentarios!! me hacen muy bien.